REDUEÑA, un pueblo de ocio saludable

Los 316 habitantes de Redueña, un pequeño pueblo de la sierra madrileña, han aceptado el reto que les ha planteado la marca Flora deconvertirse en el pueblo más saludable de España en sólo tres semanas. No sólo se trata de realizar ciertas actividades si no que el reto busca cambiar hábitos de vida. Ejercicio, dieta, talleres de cocina, controles nutricionales; nada se deja al azar en esta pequeña localidad en la que su alcaldesa, Mercedes Pérez, asegura que todos los vecinos están completamente implicados.

Varios profesionales ayudan a los vecinos de Redueña y, por qué no, también a sus visitantes a cambiar de modo de vida y cambiar el modo sedentario por un modo más activo. Uno de los papeles principales lo desmpeña Unai Guerrero, el monitor de actividades físicas. «Les proponemos, además de la gimnasia; pilates, yoga e incluso ejercicios específicos para personas que tengan dolencias», comentaba poco después de terminar la clase de pilates. A este entrenador afincado en Barcelona pero hoy a caballo entre la ciudad Condal y Redueña, le sorprendió la capacidad física de los vecinos.

Luis Fernando Díaz y Pilar Pérez, matrimonio y asistentes a las clases de Unai, dicen que llevan «muy bien el reto» y que «no cuesta mucho». Tras una hora de intenso pilates Pilar aún tenía ganas de bromear diciendo que su meta era ser «más delgada, más alta y más rubia» tras el reto que tiene por delante. Aún le quedan dos semanas y media pero se alegra junto a su marido de poder hacer una vida algo más sana. Sin embargo, la alcaldesa, a pesar de ser muy joven (apenas cuenta con 27 años), sí que opina que la dieta se le está haciendo dura a los vecinos porque estaban acostumbrados a «comer de aquella manera».

El ejercicio y la dieta buscan que los vecinos de Redueña aumenten el colesterol bueno y bajen el malo. También hay talleres de cocina saludable donde se les enseñará a mantener esa vida saludable y desayunos colectivos los fines de semana para poner en común las impresiones de cada uno. Quizás no puedan visitar Redueña y conocer de primera mano el Reto Pro activ de Flora pero sí que pueden plantearse un ocio saludable como fomentan en la pequeña localidad de la sierra madrileña y conseguir en sus propias casas eliminar todos los excesos de los que han disfrutado en vacaciones.